Estos 3 pequeños grandes negocios se atreven con mercados que se daban por imposibles


Autingo: Este negocio se ha propuesto acabar con la opacidad en el segmento de los talleres de reparación de vehículos

La de Autingo es la historia de una pyme con altibajos que ha sabido reinventarse a través de la digitalización. La mayor experiencia la aporta Pedro Sanz, actual CEO de Autingo, quien hace 30 años relevó a su padre, del mismo nombre, tras muchos años al frente de un negocio físico para la distribución y venta de recambios de automóviles. Una empresa que, según una publicación de Infotaller facturaba 10,5 millones de euros en el año 2013. Posteriormente el negocio sería adquirido por otro gran grupo del sector.

Quedaban al margen de la adquisición los desarrollos digitales que Pedro Sanz (hijo) había encomendado a sus dos nuevos fichajes: Diego Renedo (COO) joven ingeniero agrónomo que llevaba un negocio online de recambios, y a Alexander Milano (CTO), programador desde los 14 años. En el salto a la digitalización crearon tres servicios web. “Primero lanzamos una plataforma online para la venta online de recambios para el vehículo con más de 2,5 millones de artículos distintos; por otro lado, cuidamostucoche.com, un buscador online de talleres que se convierte en la mayor base de datos de centros de reparación de vehículos en España con más de 30.000 establecimientos; y por último, DrivePro OBD, una aplicación móvil para diagnosticar fallos mecánicos en tiempo real”, cuenta Diego Renedo.

Tras analizar el mercado decidieron integrar las tres plataformas en una única herramienta que permitiese hacer todo eso de manera sencilla y rápida, incluido reservar online en los talleres. Así nace Autingo, una plataforma online que permite al usuario de cualquier vehículo ir al taller con el presupuesto cerrado de antemano. En cuanto a su funcionamiento, el usuario solo tiene que introducir algunos datos de su vehículo y seleccionar entre las opciones qué tipo de reparación necesita. Una vez hecho esto, recibe un presupuesto con precio cerrado. Seguidamente, por geolocalización y valoraciones, el usuario elige entre los talleres de alrededor el que más le interesa antes de reservar su cita online. El dinero quedará depositado en la plataforma de Autingo efectuándose la transacción una vez terminado el servicio, con garantía de 1 año. La reserva online puede hacerse en 3.000 de los 30.000 talleres que recoge su base de datos.

Como vías de ingreso cuentan con la comisión que paga el usuario del servicio, quien puede pedir presupuesto hasta para 2 millones de reparaciones cuyas piezas, en el 50% de los casos, las suministra Autingo, con 3 millones de referencias. Disponen, además, de un paquete de servicios premium para determinados clientes, agregando afiliaciones a nuestro modelo de negocio.

Aunque el salto a la digitalización ha sido largo y costoso (cerca de 2 millones de euros en total) se puede decir que Autingo, que arranca en 2014 desde cero es, a día de hoy, una empresa rentable que logró cerrar el año pasado con una facturación de 1.2 millones de euros moviéndose como una startup.

Farmidable: Productores locales en contacto directo con consumidores

En Farmidable acaban con los intermediarios en la venta y distribución de los alimentos básicos que integran la cesta de la compra. A través de su plataforma, pueden publicitarse los productores locales y los consumidores hacer la compra online. A los primeros se les pide no solo proximidad, sino también prácticas responsables y sostenibles que garanticen el respeto al medio ambiente y la salubridad de los alimentos. Ellos son quienes fijan los precios. Para que compense el reparto, a los clientes se les exige formar parte de una comunidad natural que es lo que entienden por un grupo de consumidores que se ponen de acuerdo en los entornos más frecuentados a diario: el centro de trabajo, el colegio de los niños y el gimnasio. Antes, los responsables de Farmidable se han preocupado por negociar la cesión de un espacio con dichos centros. Hasta ellos se desplazan los productores para entregar la mercancía y, una vez allí, una serie de trabajadores de Farmidable -preferentemente mujeres mayores de 45 años en riesgo de exclusión- se encargan de paquetizar los pedidos que los clientes retiran ya individualizados. Círculo cerrado y costes económicos y medioambientales reducidos.

Así pueden comprarse, de momento, frutas hortalizas, lácteos, licores, artículos para la despensa y productos elaborados. A cambio, el equipo de Farmidable percibe una comisión por volumen de ventas “que nada tiene que ver con la que cobran los intermediarios convencionales”, dice su CEO, Pablo Stürzer.

En un año que lleva funcionando la solución han logrado sumar a más de 500 familias con una elevada tasa de recurrencia (78%) a las que han distribuido 17 toneladas de productos de proximidad en los 12 centros (2 empresas, 2 gimnasios y 8 colegios) con los que han llegado a un acuerdo. Ello les ha reportado, hasta ahora, una facturación de100.000€.

Alberto Palacios y Alessandro Lambertini son, junto a Stürzer, los 3 fundadores y para ninguno de ellos es ésta la primera incursión en el emprendimiento. De hecho Alberto y Pablo fueron socios de otra empresa en la que permanecieron durante 14 años, 4One Digital. “Somos más del estilo de emprendedores en serie, así que lo dejamos. En parte porque ya nos aburría un poco la gestión, en parte porque creíamos que tocaba devolver algo a la sociedad con un proyecto de impacto. Aunque suene algo quijotesco”.

El proyecto de Farmidable lo financiaron inicialmente con recursos propios y, más tarde, recurrieron a la Bolsa Social para organizar una campaña de equity crowdfunding. El mérito fue que alcanzaron los 90.000€ que perseguían en tan solo 8 días. La suma la destinaron a crecer y a implementar la solución conforme iban midiendo y aprendiendo toda la problemática del proceso, desde la logística hasta el packaging. Lo que pretenden ahora es escalar para seguir creciendo, crear una aplicación para la adaptación total a los nuevos hábitos de compra, aumentar recursos e iniciar la expansión de Madrid a Cataluña y, de aquí, al resto del país.

Turbafruf: El primer paso para acabar con el mercado negro y producir trufas a escala comercial

Una microempresa de Teruel ha estado trabajando durante los últimos ocho años en un sustrato para conseguir una producción comercial de trufas, algo que hasta ahora no se había conseguido. ¿Y –dirás– que qué te interesa a ti esto? Hablamos de un mercado en el que se pagan 2.500 euros el kilo (de media). Y de viajar en el tiempo 50 años atrás.

Esta es la historia de un padre y un hijo obsesionados (en el buen sentido) por la trufa perfecta. Detrás de ello hay un mercado de 25.800 millones de euros, así que la obsesión tiene sentido. Su producto va a suponer a medio plazo una revolución. Y llega en el mejor momento. En el último año la producción en España ha bajado en 20 toneladas. Y 20 toneladas son muchas toneladas. Ah, y todavía no se ha dado el salto del cultivo a la industria.

Hay sectores donde –parece mentira– todavía quedan retos.

Como por ejemplo, el micronicho de las trufas.

Piensa que el kilo de trufas puede llegar a alcanzar los 6.094 euros y que un restaurante (sólo un restaurante) consume 22 kilos a la semana de trufas. Sí, estamos hablando de 134.000 euros a la semana. Y, sí, estamos hablando de restaurantes con estrellas Michelín (no vas a encontrar trufas en el bar de la esquina escondidas en el menú de mediodía). Lo de los 22 kilos ni es descabellado, ni está injustificado. Piensa que un restaurante usa 22 kilos de patatas por cada servicio. Las patatas, en el mejor de los casos cuestan 0,45 euros el kilo.

Se trata de un mercado que mueve al año en todo el mundo 25.898 millones de euros, según datos facilitados a Emprendedores por la empresa de análisis de mercados IndexBox. En Europa, según esta misma fuente, estamos hablando de 5.817 millones de euros anuales.

El mercado de la trufa es un mercado muy serio. No es un mercado al uso. Es un mercado de especialidades y, además, está lleno de fraudes. Experimenta una actividad delictiva durante la época de trufas, en el que algunos distribuidores de este producto quieren dar gato por liebre -se mezclan trufas chinas, con el mismo aspecto que una trufa negra, en una caja con trufas españolas o italianas–, o, sencillamente, se saltan los controles de sanidad en las importaciones, no terminan vendiendo el producto -porque los chefs de los restaurantes de estrellas Michelin se toman muy en serio lo que compran– y, finalmente, tiran los precios hasta que caen los incautos –restaurantes sin estrellas que aspiran a tener estrellas–.

Lo de los 6.500 dólares el kilo no nos lo hemos inventado: hace referencia a las trufas blancas italianas (Tuber magnatum), las más caras del mercado. Las trufas negras (Tuber melanosporum), que se producen en España, suelen rondar los 600 euros el kilo, aunque pueden llegar a 3.000 euros el kilo. Luego te explicamos cuándo, cómo y por qué.

Y ahora viene el motivo por el que estás leyendo este artículo: hasta ahora, no habido nadie capaz de producir trufas a una escala comercial. De ahí que sea un nicho dentro de las especialidades, pero, al mismo tiempo, mueva tanto dinero.

Quédate con lo de hasta ahora.

Y ahora viene lo del reto. Y lo de la obsesión. Y la historia de un padre, José Rozalén, y un hijo, Luis Rozalén.

Turbatruf es una spin-off del vivero de trufas que montó Rozalén padre hace 46 años (Viveros Rozalén), una compañía de Sarrión (Teruel), situado en una comarca (Gúdar Javalambre) de 8.600 habitantes repartidos entre 2.300 hectáreas y 24 pequeños pueblos, que está especializada en el cultivo de este hongo -de hecho son los principales productores de España–, ha dado, después de seis años de investigaciones, con un sustrato 100% natural que permite incrementar la producción de trufas negras (Tuber melanosporum) un 60%.

¿Qué significa esto? En un mercado donde el precio medio del producto puede llegar a alcanzar un precio que ronda entre 300 y 600 euros el kilogramo, esta empresa trufera ha logrado, mediante una técnica especial para el cultivo profesional de este hongo, obtener trufas más redondas, con un mayor peso y en un menor periodo de tiempo. Aunque no entiendas el primer argumento comercial (más redondas) los dos segundos, a 600 euros el kilo, son claros. “Mientras que las trufas suelen salir a los 7 años de la plantación, con el uso de sustrato se adelanta la cosecha al cuarto o quinto año”, explica Luis Rozalén.

La compañía Turbatruf ha conseguido que, mediante la utilización de un sustrato especial en los pozos de plantación, la trufa crezca con mayor facilidad y con una forma más homogénea "al estar rodeada de un lecho esponjoso y sin obstáculos". "La turba proporciona nutrientes repartidos uniformemente en el pozo donde crecerá la trufa. Eso aumenta las posibilidades de éxito en el crecimiento y hace que haya más cantidad de trufas que recolectar", continúa Rozalén. "Hace 50 años helaba y la trufa estaba más suelta. Era más redonda y bonita. Con el tiempo seco la tierra ha ido cambiando y ha dado una forma irregular a la trufa", cuenta Rozalén.

Aumento de hasta el 60% de cosecha

“La búsqueda de una rentabilidad mayor, en un sector que ha de esperar unos 7 años de media para lograr este fruto tan preciado, ha logrado además que se consiga adelantar la producción de trufa entre el cuarto y quinto año de la plantación. Y obtener un 20% más de cosecha el primer año y hasta un 60% más, a partir del segundo año”, defiende.

“Estos aspectos harán que las trufas cosechadas con este sustrato, que es apto para agricultura ecológica, sean mucho más cotizadas en el mercado”, continúa.

No son los primeros en intentarlo, ni están solos en el mercado. Otras tres empresas hacen lo mismo. La diferencia, asegura Rozalén, es que ellos son los únicos que garantizan una tierra vegetal 100% natural. A ti –o a mí– que nos digan que se trata de un sustrato de granulometría fina, libre de patógenos y de semillas de malas hierbas o que contiene agentes biológicos activos que ayudan a la planta a suprimir enfermedades y estimular un crecimiento sano puede no decirnos mucho, pero en este mercado –recuerda: 5.817 millones de euros– es lo que puede marcar la diferencia.

Rozalén recuerda que "empezamos a utilizar el sustrato en el cultivo de la trufa como una experiencia de mejora en la calidad de la cosecha, pero al observar cómo un sustrato, técnicamente idóneo, permitía mejorar la calidad de la trufa, además de aumentar su peso, comenzamos a utilizarlo de forma extendida en nuestros cultivos, ya que disponemos de más de 100 hectáreas de cosecha propia". La idea la tuvieron hace 10 años, cuando comenzaron a probar con diferentes turbas. Cuando acertaron decidieron dirigirse a una de las empresas más grandes de turba de España, la valenciana Projar, para contarles lo que habían investigado, pero que no tenían capacidad industrial para producir. "Entre ambos definimos la mezcla y proporciones del sustrato idóneo", cuenta Rozalén. Turbatruf se encarga de comercializar este sustrato específico.

Acortar tiempos

"Tras año y medio se lograrán trufas más redondas y de un peso mayor al que se hubiera logrado sin este sustrato. Una vez se coge la trufa del agujero, lo normal sería que no saliera otra hasta los dos años. Sin embargo con este sustrato pueden salir entre los 6 meses y un año más tarde", añade.

¿Hasta qué punto es importante mejorar las cosechas? La trufa es en su mayoría agua. Y si no hay agua, la producción baja.

Las escasez de lluvias en verano y otoño de 2016 redujo la producción de trufa negra de invierno a menos de la mitad en España y disparó sus precios en Navidades -llegó a los 3.000 euros el kilo–. Pero no sólo en España. Las áreas productivas europeas, que se sitúan en Francia (que, por cierto, supone el 70% de las exportaciones españolas) e Italia mermaron también la producción de trufa negra en Europa respecto a anteriores años por los mismos motivos.

España cerró 2016 con una producción unas veinte toneladas, muy inferior a la de los últimos años, que se ha situado en una media de cincuenta anuales. En 2015 fue de 40 toneladas.

Un año complicado rompe los esquema en este sector y hasta ahora limitaba la posibilidad de una producción comercial/industrial. Así que aprovechar las condiciones de la actual tierra –recuerda: más seca– para conseguir trufas con la forma y el aroma de hace 50 años tiene sentido. 

from Site http://bit.ly/2EXvlNm
via IFTTT

Anuncios

“Los grandes empresarios son grandes magos”


¿Emprender es algo mágico? Visto desde fuera, muchas veces parece que sí. Sin embargo, detrás del éxito en ambas disciplinas hay 
muchas horas de tra
bajo y de constancia. 
”Emprendedores y magos 
usamos técnicas psicológicas y creativas. Los
 magos nos enfrentamos 
a algo que parece impo
sible desde fuera y, para
 conseguirlo, desarrolla
mos ciertas cualidades: 
resiliencia (si un truco no 
sale de una forma, hay 
que darle la vuelta para
 encontrar otras formas
 de conseguirlo), mucha
 prueba/error, mucha
 persistencia. Somos 
muy testarudos y te das
 cuenta de que las cosas
 no son imposibles, sino 
muy difíciles y se trata 
de echar muchas horas 
para sacarlas adelante.
Tenemos una actitud
 de mejora continua y
 de forma constante nos
 esforzamos por burlar los sentidos, burlar la percepción, jugar con la ilusión y sorprender constantemente a tu público: es una mezcla de persuasión y marketing. La sorpresa es la cualidad más impactante de la magia. Los grandes empresarios han sido grandes magos porque nos hacen ver cosas mágicas”. Quien así habla es Jorge Blass, uno de los profesionales del ilusionismo más renombrados del panorama español e internacional y emprendedor: “Con 23 años monté 7Rojo, mi productora, y a través de ella producimos tanto mis shows como los de otros magos y las participaciones en programas de televisión, eventos corporativos…”.

Ahora mismo está inmerso en la preparación del VIII Festival Internacional de Magia de Madrid, del que es fundador y coordinador. “Durante el año, cuando viajo, me encargo de hacer una selección de lo mejor de la magia mundial. Es un reto traer un espectáculo de altura. Ya van más de 30.000 espectadores”.

Con esa mezcla de magia y empresa, nos muestra qué lecciones puede aplicar la primera a la segunda.

Sorprende a tu púbico. “Hay que cambiar los elementos, la puesta en escena, reinventarse 
siempre. Uno de nuestros trucos estrella, 
cuyos derechos nos ha
 comprado recientemen
te David Copperfield, la 
teletransportación que
 hacemos con Facebook, 
es en realidad una adaptación del conejo de la
chistera. El conejo de 
la chistera triunfó en
 un momento en que 
el hambre hacía estragos entre la población.
 Nuestro truco triunfa
 porque apelamos a las
 redes sociales. Es decir,
 los magos jugamos 
mucho con los deseos 
del público, pero debe 
haber una evolución
 constante. En magia 
hay, básicamente, cinco 
trucos: aparecer, desaparecer, levitar, teletransportarte, cortar 
por la mitad y la clave
 radica en cómo reinventarlos para presentar 
al público algo nuevo.
 El buen emprendedor 
explora siempre caminos nuevos para conse
guir el efectoguau”.


Sugestiona. “Los magos
 transmitimos ilusión 
jugando con la sugestión y la percepción.
 Sugestionar consiste 
en conseguir que las
 cualidades se vean 
con facilidad y que la
 mente borre los aspec
tos menos favorables.
 Somos bastante expertos en hacer ver algo 
más grande de lo que es. 
Es el efecto cometa: tú
 ves un truco de magia y,
 al contarlo a un tercero,
 vas a añadir un detalle,
 de manera que lo vas agrandando. La capacidad de sugestionar la utilizan también las grandes marcas”.

Entusiasma. “Como gestor de un equipo y coordinador del talento que atrae el Festival Internacional de Magia, debo ser un dispensador de entusiasmo, hacer que todo fluya y que la gente esté contenta. Es muy importante rodearse de los mejores, pero no solo en tu trabajo sino también en el trato. Para transmitir y mantener el entusiasmo, tratamos de contagiar a los empleados con pequeños ganchos emocionales, giros diarios que les motiven: ir a una exposición, trabajar fuera de las oficinas…”.

Falla mejor. “Los errores son importantes para aprender. Aprendes a fallar y cada vez fallas mejor. Y como hay muchos errores y constantemente, hay que tener planes de contingencia. En mi caso, me pregunto ¿si falla este truco, qué pasa’ En una ocasión me rompí el tendón de Aquiles en pleno show en un truco de levitación. Era un espectáculo que arrancaba en esa sesión y debía durar cuatro semanas. Ahí aprendí a ser flexible: tuve que cambiar la forma de hacer el espectáculo, lo reinventé y pudimos estar cuatro semanas con mucho éxito. Hay que saber hacer cosas con lo que nos queda, no con las que no tenemos”.

Con mucha humildad. “Muchas veces he pensado en tirar la toalla. Cada año creamos un show nuevo al que dedicamos mucho tiempo y, a veces, no salen las cosas a la primera. Debes conseguir que encajen muchas piezas y no sabes si va a funcionar. Hay que estar alerta y siempre atento a las personas y al proyecto. Debes conseguir que todos den lo mejor de sí mismos, pero a la vez cuidarlos mucho. El éxito es una mezcla de esfuerzo y valentía, y de mimo. Hay que tener mentalidad de aprendiz continuo. La humildad es muy importante. Escuchar a tu alrededor y al equipo”.

Y pasión. “La pasión es la baza de los magos y el emprendedor que empieza debe buscar algo que les mueva por dentro, que le apasione, porque si encuentras tu pasión, no trabajarás nunca más”.

from Site http://bit.ly/2E8DpcZ
via IFTTT

11 Leyendas famosas que tienen una explicación totalmente lógica


Estamos seguros de que muchos de ustedes aún creen en los unicornios. Es hermoso imaginar que, después de todo, sí existen en alguna parte, solo que aún no los hemos encontrado. Pero incluso el mito sobre este ser tan mágico tiene una explicación prosaica y hasta un tanto aterradora.

Y si piensas que somos escépticos y ya no creemos en la magia, ¡al final del artículo te espera un verdadero milagro!

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

var td_screen_width = document.body.clientWidth;

if ( td_screen_width >= 1200 ) {
/* large monitors */
document.write(‘‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

if ( td_screen_width >= 1019 && td_screen_width < 1200 ) {
/* landscape tablets */
document.write('‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

if ( td_screen_width >= 768 && td_screen_width < 1019 ) {
/* portrait tablets */
document.write('‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

if ( td_screen_width < 768 ) {
/* Phones */
document.write('‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

1. El Gran Diluvio

Los científicos creen que en el origen del mito del Gran Diluvio está la reminiscencia de una gran inundación cuyo epicentro fue la Mesopotamia. A comienzos del siglo pasado, durante las excavaciones de las tumbas reales de Ur, se descubrió un lecho de arcilla que separaba dos capas culturales. Solo un desborde catastrófico del Tigris y Éufrates podría causar un fenómo así.

Según otros cálculos, entre 10 mil y 15 mil años a. C. hubo una descomunal inundación en la zona del mar Caspio, que se desbordó cubriendo una superficie aproximada de un millón de kilómetros cuadrados. La versión fue confirmada cuando los científicos encontraron en la zona de Siberia Occidental conchas marinas, cuya área de distribución más cercana se encuentra en la zona de este mar.

Esa inundación fue tan grande que en el Bósforo se formó una cascada enorme por la que pasaban aproximadamente 40 kilómetros cúbicos de agua (200 veces más que por las catarátas del Niágara). El flujo de tal potencia habría durado, como mínimo, 300 días.
Esta versión parece una locura pero, de ser cierta, definitivamente no se puede culpar a los antiguos de ser hiperbólicos.

2. Los gigantes

En Irlanda hasta el día de hoy se siguen contando leyendas sobre gigantes que podían crear una isla con tan solo tirar un puñado de tierra al mar. A la endocrinóloga Márta Korbonits se le ocurrió que las leyendas antiguas podían tener una explicación científica.

Increíblemente, los investigadores encontraron lo que buscaban. En una enorme cantidad de habitantes de Irlanda se descubrió la mutación del gen AIP. Es, precisamente, la mutación responsable del desarrollo de acromegalia y gigantismo. Si en Gran Bretaña una de cada dos mil personas tiene esta mutación, en Ulster la tiene una de cada 150.

Uno de los gigantes más famosos de Irlanda fue Charles Byrne (1761-1783), que medía más de 230 centímetros. Las leyendas, por supuesto, dotan a los gigantes de enorme fuerza, pero no todo es color de rosa. Las personas con acromegalia y gigantismo a menudo sufren de enfermedades cardiovasculares, tienen problemas de visión y dolores frecuentes de articulaciones. Sin tratamiento, muchos gigantes no llegan a vivir hasta los 30 años de edad.

3. Los hombres lobo

La leyenda de los hombres lobo tiene varias fuentes. En primer lugar, la vida de los humanos siempre estuvo conectada con el bosque. Desde la antigüedad más remota existen grabados rupestres de híbridos de animales y humanos. La gente quería ser más fuerte, elegía un animal tótem y usaba su piel. Es sobre la base de estas creencias que hacían efecto las infusiones alucinógenas que los guerreros consumían antes de las batallas, imaginándose lobos invencibles.

En segundo lugar, la creencia en la existencia de hombres lobo se respaldaba por una enfermedad genética que padecían algunas personas: la hipertricosis, crecimiento excesivo de vello en el cuerpo y en el rostro, también llamada “el síndrome del hombre lobo“.

Además de la enfermedad genética, existe la psicológica, conocida como licantropía clínica, durante los ataques de la cual las personas pierden la razón y toda consciencia de su condición humana, creyéndose lobos. Además, la enfermedad recrudece durante fases lunares específicas.

Por cierto, el lobo de la mundialmente conocida ”Caperucita Roja”, según las fuentes originales, era nada más y nada menos que un hombre lobo. Y no se comió a la abuela, sino que se la dio de comer a la nieta.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

var td_screen_width = document.body.clientWidth;

if ( td_screen_width >= 1200 ) {
/* large monitors */
document.write(‘‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

if ( td_screen_width >= 1019 && td_screen_width < 1200 ) {
/* landscape tablets */
document.write('‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

if ( td_screen_width >= 768 && td_screen_width < 1019 ) {
/* portrait tablets */
document.write('‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

if ( td_screen_width < 768 ) {
/* Phones */
document.write('‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

4. Los vampiros

La porfiria es una forma rara de desorden genético que padece una de cada 200 mil personas. Si uno de los padres tiene porfiria, hay un 25 por ciento de posibilidad de que la herede el niño.

La enfermedad se caracteriza por la alteración de la ruta metabólica del grupo hemo, que causa la descomposición de la hemoglobina con radiación ultravioleta. La luz del sol causa gran sufrimiento a los pacientes con esta enfermedad, por lo cual se ven obligados a resguardarse en espacios cerrados durante el día y solo pueden salir a la calle por la noche.

Cuando la enfermedad se presenta en forma severa (¡link no apto para susceptibles!) los tendones de los pacientes se deforman, causando retorcimiento de dedos. La piel alrededor de los labios y las encías se seca, los dientes incisivos se descubren hasta las encías y adquieren un color rojizo. O sea: todos los signos de vampirismo a la orden. Además, el ajo agudiza la enfermedad. Los enfermos de porfiria fueron activamente perseguidos durante la Edad Media, en el apogeo de la Inquisición: se les atribuían terribles atrocidades y eran quemados en las hogueras.

5. Los dragones

La teoría de la conexión entre los huesos de los dinosaurios y los dragones se confirma en Mongolia. Allí, la palabra “dragón” está presente en varios nombres geográficos. Esto se debe al hecho de que en algunas zonas del desierto Gobi, cualquier persona puede encontrar con facilidad huesos de dinosaurio, que están en la superficie de las capas terrestres. Sigue habiendo muchos, incluso hoy en día, tantos que todo el tiempo hay excavaciones ilegales.

Un detalle importante: en Africa no existe ni este mito ni acceso a restos de dinosaurios.

Pero, ¿por qué en la consciencia humana los dragones aparecen como reptiles con garras y escamas? Tal vez se deba a la perspicacia de las personas. La apariencia exterior de un esqueleto de dinosaurio es similar a los huesos de los lagartos, serpientes y cocodrilos modernos. Por cierto, justamente las serpientes y las lagartijas a veces desarrollan no una, sino dos cabezas, igual que algunos de los dragones de los cuentos.

6. Los centauros

La imagen del centauro ya era conocida dos milenios antes de Cristo. Presuntamente, nació en Grecia como fruto de la imaginación de los pueblos que eran civilizados pero aún no montaban a caballo y que se habían cruzado por primera vez con jinetes de alguna tribu nómade del norte: Escita, Casitas o Tauros. Eso explica la naturaleza feroz de los centauros. Los nómades vivían montados, eran excelentes arqueros y cabalgaban a mucha velocidad. El miedo hiperbolizado de un terrateniente que ha visto por primera vez a un humano que montaba a caballo con tanta habilidad tranquilamente pudo haberse convertido en una historia sobre un híbrido de hombre y caballo.

Sin embargo, Plinio el Viejo, que vivió en el siglo I de nuestra era, escribió que había visto con sus propios ojos a un hipocentauro conservado en miel y enviado desde Egipto como regalo para el emperador. Se creía que los centauros eran el resultado de experimentos genéticos de los sacerdotes egipcios.

A los que hacemos Genial.guru esta teoría nos parece muy débil, pero considerando que los científicos lograron cruzar a un ser humano con un cerdo, la respuesta a la pregunta de si es posible, se vuelve menos inequívoca.

7. El laberinto del Minotauro

Según la leyenda griega, debajo del palacio del rey Minos había un enorme laberinto en el que estaba encerrado el terrorífico Minotauro: un monstruo mitad hombre, mitad toro. La sed de sangre atormentaba tanto al monstruo que su rugido sacudía la tierra.

La isla de Creta, donde vivía el monstruo, es muy interesante por su actividad sísmica. Parte de ella está en un continente llamado la placa del mar Egeo, la otra parte sobre la placa oceánica de Nubia, que se mueve directamente debajo de la isla. Este fenómeno geológico se denomina zona de subducción. Es en estas zonas donde hay un mayor riesgo de terremotos. En Creta, la situación se ve agravada por el hecho de que la placa oceánica de Nubia está siendo empujada por la placa Africana (imagínate lo enorme que es) y pasa algo fenomenal: por la interacción de las placas, la isla es literalmente empujada hacia la superficie. Desde el nacimiento de la civilización, Creta ha experimentado varios de estos ascensos, algunos de hasta 9 metros. No es de extrañar que a la gente antigua le pareciera que en las entrañas de la isla vivía un monstruo furioso, siendo que cada terremoto traía terribles destrucciones.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

var td_screen_width = document.body.clientWidth;

if ( td_screen_width >= 1200 ) {
/* large monitors */
document.write(‘‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

if ( td_screen_width >= 1019 && td_screen_width < 1200 ) {
/* landscape tablets */
document.write('‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

if ( td_screen_width >= 768 && td_screen_width < 1019 ) {
/* portrait tablets */
document.write('‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

if ( td_screen_width < 768 ) {
/* Phones */
document.write('‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

8. El cíclope

En la mitología griega, los cíclopes representan a un grupo de personajes que, en distintas versiones, son seres divinos (hijos de Gea y Urano) o un pueblo específico. Su representante más destacado fue el hijo de Poseidón, Polifemo, que perdió su único ojo en manos de Odisseo. También se creía que era cíclope la gente del pueblo escita arimaspi.

En cuanto a la explicación científica de este mito, en el año 1914 el paleontólogo Othenio Abel sugirió la posibilidad de que haya surgido del descubrimiento por los antiguos de los cráneos de elefantes enanos, ya que la fosa nasal central de los mismos es fácilmente confundible con una cavidad de ojo gigante. Es curioso el hecho de que estos elefantes habitaran, precisamente, las islas mediterráneas de Chipre, Malta y Creta.

9. Sodoma y Gomorra

No sabemos ustedes, pero nosotros creíamos que el de Sodoma y Gomorra era solo un mito muy conocido y, más bien, una representación de sociedades viciosas. Sin embargo es un hecho histórico de lo más real.

Ya hace una decena de años que en un lugar llamado Tell El-Hammam se llevan a cabo excavaciones de una ciudad antigua. Los arqueólogos están seguros de que encontraron la Sodoma bíblica. La ubicación aproximada de la ciudad siempre fue conocida: la Biblia describía la “Pentápolis de Sodoma” en el valle del río Jordán. Sin embargo, su ubicación exacta siempre generaba dudas.

Las excavaciones comenzaron en 2006 y los científicos encontraron un gran asentamiento antiguo rodeado por una poderosa muralla. Según los investigadores, la gente vivió ahí entre los años 3500 y 1540 a. C. No hay otra variante para el nombre de la ciudad, de lo contrario, la mención de un asentamiento tan grande permanecería en las fuentes escritas.

10. El kraken

El kraken es un legendario y mítico monstruo marino de tamaño gigante, un cefalópodo, conocido por la descripción de los marineros. La primera descripción completa fue hecha por Erik Pontoppidan: escribió que el kraken era un animal “del tamaño de una isla flotante“. Según él, el monstruo es capaz de agarrar un barco grande con los tentáculos y arrastrarlo hacia el fondo, pero es mucho más peligroso el remolino que se genera cuando el kraken se sumerge rápidamente al fondo del océano. O sea que un final triste es inevitable tanto si el monstruo te ataca, como si se escapa de ti. ¡Realmente espeluznante!

La explicación científica del mito del ”terrible monstruo” es sencilla: los calamares gigantes existen hasta hoy en día y llegan a medir 16 metros de longitud. Es un espectáculo verdaderamente impresionante: además de ventosas, algunas especies tienen en los tentáculos garras y dientes, aunque sólo pueden representar un peligro para alguien si lo aplastan. Si hasta el hombre moderno se espanta al encontrarse con semejante criatura, ¿qué se puede decir de los pescadores de la antigüedad? Para ellos el calamar gigante era, sin lugar a dudas, un montruo mítico.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

var td_screen_width = document.body.clientWidth;

if ( td_screen_width >= 1200 ) {
/* large monitors */
document.write(‘‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

if ( td_screen_width >= 1019 && td_screen_width < 1200 ) {
/* landscape tablets */
document.write('‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

if ( td_screen_width >= 768 && td_screen_width < 1019 ) {
/* portrait tablets */
document.write('‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

if ( td_screen_width < 768 ) {
/* Phones */
document.write('‘);
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
}

11. El unicornio

Cuando se nombra a un unicornio, inmediatamente nos imaginamos una criatura delicada con un cuerno iridiscente en la frente. Es interesante que se encuentren en mitos y leyendas de muchas culturas. Las primeras imágenes fueron halladas en India y tienen más de cuatro mil años de antigüedad. Más tarde, el mito se extendió por todo el continente y llegó a la Antigua Roma, donde fueron considerados animales reales.

Los principales “candidatos” para el rol del prototipo del unicornio son los elasmoterios: rinocerontes de las estepas eurasiáticas que vivieron durante el período glacial. Un elasmoterio recuerda parcialmente a un caballo (si se tiene la imaginación suficiente) con un cuerno extremadamente largo en la frente. Se extinguió en la misma época que la megafauna principal. Pero, según los materiales de la enciclopedia sueca y los alegatos del investigador Willi Ley, algunos ejemplares pudieron haber existido el tiempo suficiente como para entrar en las leyendas.

12. Bono: la senda de Moisés

articles-3340460-adaf4ae3aef73523870761197a5a1d65

Seguramente cada uno de nosotros haya escuchado sobre la parte de la Biblia que cuenta cómo las aguas se abrieron ante Moisés. Pero son pocas las personas que saben que el mismo fenómeno se puede ver cerca de la isla Jindo, en Corea del Sur. Aquí, ¡las aguas entre las islas se separan durante una hora, abriendo un camino ancho y largo! Los científicos explican este milagro con la diferencia de horario de las altas y bajas mareas.

Por supuesto que muchos turistas viajan allí: además de pasear por el fondo del mar, tienen la posibilidad de ver a los habitantes marinos que quedaron sobre el suelo. Sorprendentemente, “la senda de Moisés” va desde el continente hasta la isla.

La entrada 11 Leyendas famosas que tienen una explicación totalmente lógica se publicó primero en Difundir.ORG.


La noticia en: Difundir.ORG 11 Leyendas famosas que tienen una explicación totalmente lógica
Fuente: difundir
Autor: difundir > difundir

Una palabra, un pensamiento, una idea … a veces son suficientes para "volver a empezar"