El #Marketing Deportivo: ese gran desconocido


“El marketing deportivo es el gran desconocido, su potencial no ha sido explotado y puede vincularse al engagement”

Una institución deportiva, léase club de fútbol, federaciones o escuelas deportivas, no están exentas de actividades de marketing, pero si pecan de una excesiva acción de producción sin conectar con las necesidades y deseos de los consumidores deportivos.

Como toda organización se requiere de estrategias de marketing y de la aplicación del mismo para conocer los gustos, preferencias y pautas de consumo de los clientes.

Estamos ante una continua problemática, ya que la mayoría de las instituciones deportivas no explotan su potencial, no crean una marca que fidelice y no miran hacia su entorno.

 

 

Sería interesante una readaptación del entorno y un profundo reciclaje que permita a las organizaciones acercarse aún más a su target objetivo, deben emplear la investigación de campo y análisis del entorno para conocer a su cliente, porque al fin y al cabo una empresa que no conozca ni sepa dar lo que necesita a su consumidor está avocada al fracaso, su etapa de decadencia llegará con una tierna edad.

Un concepto importante y que puede dar una nueva luz al marketing deportivo sería la vinculación con el engagement, lo que permitiría compartir con el cliente experiencias y sentimientos. Crearíamos un entorno propicio para intercambio de sentimientos, y haríamos nacer una pasión deportiva entre marca y consumidor.

jugosocial gestión de redes sociales

Con el engagement nos conectaríamos al corazón del seguidor, y potenciaríamos la relación sentimental entre ambas partes. Debemos crear experiencias únicas, inolvidables y para llegar a este punto es preciso conocer a la persona que existe debajo del consumidor, para tal fin se hace necesario el marketing.

Se debe dejar atrás los esquemas tradicionales de organización, institución o entidad deportiva únicamente centrada en la producción y en la saturación del mercado con productos que el consumidor no percibe que necesite.

Hacer marketing no es crear un producto, lanzarlo y dejarlo morir en el mercado es algo más, es un concepto, una idea que supera lo material y que añade valor a una imagen de marca.

Si se une conceptos de marketing junto engagement crearemos un producto revolucionario, diferente y rompedor, al fin y al cabo el marketing nos permite romper las reglas establecidas y nos permite crear un nuevo entorno por el cual el cliente se siente atraído.

Para incrementar aún más si cabe el valor de producto o servicio debemos practicar engagement, dejar fluir sentimientos, pasión y formar parte del corazón del cliente nos permitirá ser únicos.

Debemos romper con el enfoque tradicional de las entidades deportivas, la mera producción no te asegura Western union point ni fidelidad ni amor a una marca, no se conecta con el plano sentimental de consumidor, sólo se le empuja. El objetivo es hacer que nos deseen por las experiencias irrepetibles que ofrecemos.

Engagement nos aporta un plus y debemos vincularlo con el marketing deportivo. Porque el deporte mueve masas, pero las masas quieren ser claramente diferenciadas, busca la tuya y crea un vínculo eterno.

Marketing deportivo y engagement constituyen la pareja perfecta, para crear nuevos productos y conceptos que conquisten al público deportivo. Si sabemos explotar las virtudes de ambos llegaremos a ser únicos e inolvidables.

 

La clave de la fidelización en los viajes de empresa


 

Hay sectores donde las compras son más impulsivas que en otros, para donde la fidelización es importante pero podría pasar a un segundo plano. En otros, sin embargo, conseguir atraer o captar al cliente prácticamente asegura su futura fidelización por las incomodidades de cambio y la necesidad de tener cierta previsión para ello.

Recientemente ha surgido un estudio que dice que la mayoría de empresas no suele cambiar de compañía para realizar sus viajes de empresa pese a que mira varias opciones y ofertas. ¿Qué significa esto?

Continuar leyendo “La clave de la fidelización en los viajes de empresa”

El coffee break aumenta la productividad


El coffee break aumenta la #productividad

El coffee break, aparentemente de lo que pueda parecer, o descanso para el café o el desayuno por la mañana, es una herramienta poderosa de maximizar el rendimiento de los empleados.

En la oficina o en el bar de la esquina, independientemente de ello los efectos serán beneficiosos tanto para el trabajador como para la empresa. Ahora bien, dentro de un contexto y bajo ciertas circunstancias, las repasamos:

El coffee break aumenta la productividad

*Imagen: saboryartesv.wordpress.com

Imaginemos que vivimos en una gran ciudad como Madrid o Barcelona, repleta de bares y con un ritmo de vida frenético en la mayoría de barrios. Nos cuesta pagar el alquiler del piso de Barcelona y vamos estresados al trabajo. ¿Cómo responde nuestro cuerpo ante el descanso o pausa del café?

Parece evidente, pero este break significa un parón emocional esencial para retomar el trabajo. Seguramente hagamos este tipo de pausas acompañados de otros compañeros de departamento, por lo que el componente social es muy relevante.

Si unimos este plus social que a menudo no tenemos durante las horas laborales, a la desconexión y oxigenación de la mente, recuperaremos gran parte de la energía consumida durante las primeras horas. Es por ello que el descanso del café es conveniente hacerlo lo más tarde posible, sin interrumpir nuestras pautas de alimentación u horarios de comida, pero sí cuando llevemos ya 3 horas trabajadas a poder ser.

jugosocial gestion de redes sociales en valladolid

¿Por qué no hacer el café a primera hora?

El café se puede tomar a primera hora, pero no debe sustituir este coffee break del que hablamos en el artículo, la pausa que potencie nuestra productividad.

“Coffee break no tiene por qué ser un descanso para tomarse un café, se puede hacer un descanso para hablar, comer algo a media mañana o bien salir a dar una vuelta”

El término coffee break suele relacionarse con el café, pues muchas veces esta es su función, pero los beneficios de este momento no los da el café sino el descanso.

Si hacemos el descanso a primera hora, a la hora de haber empezado, lo que haremos será demorar todavía más nuestro inicio de la jornada laboral. Y es que muchos empleados necesitan entre media hora y una hora para situarse, poner al día los temas pendientes, estructurarse mentalmente el día y empezar a trabajar en algún tema concreto.

Una vez empezamos, necesitamos igualmente unos minutos para coger ritmo, alienarnos del resto de preocupaciones o distracciones, y concentrarnos plenamente en la tarea que hemos empezado. Si en el momento en que empezamos a coger el ritmo paramos para ir a tomar el café, tendremos que volver a organizarnos al volver de la pausa seguramente.

Un descanso tras unas horas de trabajo, sin embargo, ayuda a evadirnos y oxigenar la mente tras un esfuerzo intensivo en estas primeras horas. De este modo, a nuestro regreso del coffee break podemos reincorporarnos con las pilas cargadas y no perder así la productividad que teníamos antes del parón. En el punto adecuado, este descanso nos dará las energías necesarias para mantenernos al máximo rendimiento hasta la hora de comer.

¿Qué experiencias tienes tú con el coffee break? ¿Qué tipo de descansos realizas? Nos encantaría conocer tu opinión y rutinas, adelante.

Duerme al menos 7,8 horas al día


Duerme al menos 7,8 horas al día

Algunas personas piensan que sacrificar el sueño es una buena manera de ganar en productividad perdiendo un par de horas extras al día.

No es así, la mayoría de las personas necesitamos 7, 8 horas de sueño para que nuestros cuerpos y mentes funcionen óptimamente.

Escucha a tu cuerpo, y no subestimes el valor del sueño.

jugosocial gestion de redes sociales en valladolid